Tal y como ya han anunciado otras Autoridades Portuarias, los máximos responsables del puerto de Barcelona también aprovecharán la reciente aprobación del Real Decreto de medidas urgentes para intentar paliar la situación que viven las empresas de su comunidad portuaria.

Sin embargo, la Autoridad Portuaria de Barcelona pretende ir más allá y su presidenta, Mercè Conesa, ha anunciado la próxima puesta en marcha de un plan de recuperación.

Con esta iniciativa, el recinto portuario barcelonés pretende recuperar tráficos, detectar nuevas oportunidades, impulsar la innovación y hacer frente al escenario que se dibuja una vez se vayan levantando las medidas restrictivas de movilidad a causa de la crisis sanitaria.

Con el fin de que este plan de recuperación se adapte adecuadamente a las necesidades de los operadores del puerto, la Autoridad Portuaria de Barcelona tiene previsto convocar en los próximos días a los representantes de la comunidad portuaria, con el fin de fijar un calendario de encuentros que servirán para consensuar las medidas que lo compondrán.

El puerto de Barcelona calcula que pondrá a disposición de las empresas de su comunidad portuaria un total de 56 millones de euros para mitigar el impacto de la pandemia sobre su actividad, de los que 10,6 millones corresponderán a rebajas de tasas de ocupación, de actividad y de buques.