cinco-buques-en-punta-langosteira

Otro de los aspectos que se ha tratado en la reunión ha sido la financiación del enlace ferroviario a Punta Langosteira.

El presidente de la Autoridad Portuaria de La Coruña, Enrique Losada, ha mantenido una reunión con la alcaldesa de la ciudad, Inés Rey, para estudiar las necesidades actuales y los retos de futuro del puerto, en especial en lo que respecta a la relación puerto-ciudad.

Así, desde el organismo portuario han puesto el foco sobre la necesidad de buscar soluciones para la financiación del Puerto Exterior y para la ejecución del enlace ferroviario, una infraestructura indispensable para alcanzar la plena operatividad en Punta Langosteira, que ha movido ya más de ocho millones de toneladas de mercancía y ha recibido inversiones por valor de más de 200 millones por parte de los operadores.

En lo que respecta a la fachada marítima, se generarán mecanismos de gestión para abordar los objetivos de futuro, aunque el aspecto más urgente es la integración de los muelles de Batería y Calvo Sotelo, ya que la solución para el muelle petrolero no tendrá que afrontarse al menos hasta 2027.

En este sentido, conviene señalar que el puerto recibirá unos ingresos extraordinarios de 30 millones de euros en 2021, según las previsiones plurianuales, para mantener su funcionamiento y afrontar los créditos suscritos para financiar el Puerto Exterior.

Condonación de la deuda

Losada ha analizado junto a la alcaldesa la posibilidad de la condonación de la deuda, en igualdad de trato con el Consorcio Valencia 2007, o el desarrollo del protocolo suscrito en 2018 con la Xunta de Galicia, el Ministerio de Fomento y Puertos del Estado.

En este documento, la Xunta se comprometía a aportar hasta 20 millones de euros para mantener la titularidad pública de los muelles de Batería y Calvo Sotelo, invitando al resto de administraciones a participar en un condominio sobre los terrenos.

Por otro lado, el presidente de la Autoridad Portuaria ha recordado la necesidad de que el Ayuntamiento afronte la deuda del anterior gobierno municipal en relación con la obra del área de la Marina y el Parrote, que asciende a 4,8 millones de euros, un asunto que será abordado próximamente por los servicios jurídicos del consistorio.