La Autoridad Portuaria de La Coruña ha puesto en marcha una serie de medidas de carácter económico para facilitar liquidez a sus proveedores y a las empresas del puerto.

En concreto, el pago a los proveedores se ha agilizado de forma que el plazo medio de abono de las facturas se ha reducido a doce días, de tal manera que hasta ahora se ha agilizado el pago de 260 facturas por importe de 1,75 millones de euros.

Así mismo, con el fin de apoyar a las empresas que conforman la comunidad portuaria coruñesa, la Autoridad Portuaria ha aplicado desde el primer momento las disposiciones recogidas en las recomendaciones propuestas por Puertos del Estado.

Entre las acciones que están en marcha figuran el aplazamiento de los pagos de tasas y liquidaciones, sin intereses ni necesidad de garantías adicionales, así como la rebaja de la cuantía de las tasas portuarias en los casos en que estén permitidos, para lo que se evaluará la situación concreta con cada operador y se aplicarán las bonificaciones y vías de ayuda que se adapten mejor a cada caso.

Con todas estas medidas, la Autoridad Portuaria quiere impulsar la competitividad de las empresas coruñesas y apoyar al tejido productivo que desarrolla su labor en el ámbito portuario.

De igual manera, la Autoridad Portuaria afirma que continuará aplicando todas las medidas que estén a su alcance para impulsar la recuperación económica e industrial en su área de influencia.