El Comité Consultivo de Protección de la Autoridad Portuaria de Santander ha celebrado una reunión extraordinaria para encontrar soluciones al problema del acceso de intrusos a la zona de servicio, que está afectando a los clientes del puerto y a la comunidad portuaria.

Así, se ha presentado un plan de medidas con distintos plazos de aplicación. Entre ellas, una mejora operativa que ya ha comenzado a aplicarse, y la redacción y ejecución de un Plan Director de Seguridad, que está prevista a largo plazo.

Este documento ayudará a definir las mejores prácticas y equipamientos existentes en el mercado para implantar adecuadamente el Plan de Protección del puerto. Todos los miembros del Comité han valorado positivamente la batería de medidas aportadas desde el organismo portuario, de las cuales se dará cuenta en el próximo Consejo de Administración.

En la reunión, han participado representantes de la naviera más afectada por el problema, Brittany Ferries, y el consignatario Modesto Piñeiro. Con el esfuerzo de todos, se pretenden reducir las consecuencias de la problemática existente a corto plazo, hasta situarla en niveles irrelevantes para la seguridad e integridad física de los propios intrusos, y para los intereses comerciales de la comunidad portuaria.