Puerto Santander terminal de ferries Brittany Ferries

Los trabajos en la terminal de ferries de Santander tienen una duración prevista de cinco meses.

Ante el incremento de la inmigración irregular hacia el Reino Unido, el puerto de Santander ha venido reforzando la seguridad especialmente a la terminal de ferries con la sustitución de varios tramos de vallados antiguos por uno de seguridad de 4,5 metros de altura total junto a la Estación Marítima, en la zona de Comandancia Naval y en la zona de Sanidad Exterior, hasta las naves de mantenimiento.

Sin embargo, con las obras de reforma de la terminal de ferries del enclave santanderino se ha reubicado el aparcamiento de carga no acompañada del ferry, de tal modo que su ubicación actual ha pasado del entorno de la estación marítima a la zona del check-in.

Aunque está previsto que este aparcamiento disponga de un cerramiento provisional de barreras New Jersey con malla tipo Hércules de 2,8 m de altura total, para dotarlo de una mayor seguridad ante el intrusismo, se considera necesario instalar un vallado de seguridad de 4,5 m en todo el perímetro de este aparcamiento.

Estos trabajos han sido finalmente adjudicados por la Autoridad Portuaria de Santander a la burgalesa Betafence España por un importe de 345.135,29 euros, en un expediente que tenía un presupuesto base de licitación de 415.279,36 euros.