El puerto de Santander recibe seis ofertas para construir las nuevas instalaciones de la Policía Portuaria

El puerto de Santander recibe seis ofertas para construir las nuevas instalaciones de la Policía Portuaria, en las que también se centralizarán los servicios de coordinación y de salvamento.

Lunes, 04/04/2022 por CdS

Las instalaciones se ubicarán en la margen norte del recinto portuario santanderino.

La Autoridad Portuaria de Santander ha recibido un total de seis ofertas para llevar a cabo las obras correspondientes a la construcción de un único edificio para albergar las instalaciones de la Policía Portuaria, las del Centro de Coordinación de Servicios y las de Salvamento Marítimo, que presta el servicio Santander Port Control.

Los responsables del enclave cántabro consideran necesario edificar unas nuevas instalaciones para la Policía Portuaria, debido a que las que tiene actualmente se encuentran obsoletas, escasas de superficie para alojar la totalidad de la estructura organizativa y a que no reúnen las condiciones que dicho servicio requiere.

Ante estas necesidades, y basándose en una memoria de 2018, que incluía un estudio de necesidades para un edificio de operaciones de la Autoridad Portuaria, el cual acogía las Oficinas de Explotación, Operaciones, CCS, Técnicos de Sistemas, Sasemar y Capitanía Marítima, se pretende construir una nueva ubicación en una zona bien comunicada de la margen norte del recinto, cerca del Edificio Sede y al este de las instalaciones de la Guardia Civil.

En este sentido, la actuación propuesta propone una instalación de 393 m² de superficie, por lo que la Autoridad Portuaria de Santander ha abierto procedimiento de licitación para ejecutar este nuevo edificio, con un plazo de ejecución de 24 meses, un presupuesto base de licitación de 1.362.550,53 euros y un valor estimado de contrato de 1.126.074,82 euros.

Las ofertas presentadas en esta licitación, con valores que oscilan entre los 950.407,15 y los 1.126.000 euros, corresponden a Palomera Obras y Proyectos, Ascan, Rotedama Constructora, Llorente Electricidad, Esvedra Obras y Construcciones, así a  la unión temporal de empresas integrada por Cannor y Anibal. Dos de ellas no han presentado los programas de trabajos, documento imprescindible en el expediente.