Puerto de Santander

El puerto de Santander podría volver a contar en breve con un PIF operativo.

La Comisión Europea ha autorizado esta semana el levantamiento de la suspensión del Puesto de Inspección Fronteriza del puerto de Santander, instalación que depende funcionalmente del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación y del Ministerio de Sanidad, Consumo y servicios Sociales, que empezó a funcionar en noviembre de 2002 y que estaba suspendida desde 2013.

La recuperación de las instalaciones del PIF en el enclave cántabro abre un nuevo canal para la exportación e importación de mercancías de origen animal y vegetal entre España y el Reino Unido, ante la posibilidad de que se produzca un Brexit duro a partir del 30 de marzo.

Para que finalmente se produzca la recuperación del Puesto de Inspección Fronteriza, la Autoridad Portuaria de Santander debe acometer una serie de mejoras antes del 15 de marzo para cumplir los requisitos exigidos por la Comisión Europea, entre los que se incluyen modificaciones dentro de las instalaciones, de señalización de la misma y un plan de limpieza y desinfección de las zonas de inspección.

A primeros de mes, Fomento anunció inversiones por valor de 2,5 millones de euros para reforzar el funcionamiento de los Puestos de Inspección Fronteriza en los puertos de Santander y El Ferrol, con el fin de adecuarlos para que puedan tramitar todas las mercancías en el tráfico bilateral con el archipiélago británico.