El primer tren cargado íntegramente con harina de soja en el nuevo punto de carga del Muelle de Aragón ha salido ya del puerto de Tarragona con destino hacia Huesca. Este envío consta de 17 vagones de 1.000 toneladas cada uno.

Se trata también de la primera operativa ferroviaria de productos agroalimentarios que realiza la operadora Bergé. Con esta carga se abre la posibilidad de que en cualquiera de los puntos de los muelles de Castilla y Aragón destinados a los agroalimentarios, se puedan llevar a cabo todo tipo de operativas, como el almenamiento en silos o el transporte por carretera o ferrocarril.

Este servicio ferroviario implica un refuerzo de la oferta en la logística de estos productos, consolidando destinos de gran importancia para el puerto, como son Huesca y Zaragoza.

En el caso del tráfico de harina de soja, que se utiliza principalmente para alimentación animal, ha estado en constante evolución en los últimos años. Se importa principalmente desde el continente americano, y desde el puerto de Tarragona se envía hacia Aragón y todo el valle del Ebro.

Habitualmente, la instalación portuaria recibe productos agroalimentarios de los principales países productores, tanto europeos como del resto del mundo, que se distribuyen por Cataluña, Aragón y gran parte de Navarra y del este de Castilla.

En el año 2019, el puerto ha superado los seis millones de toneladas movidas en el sector agroalimentario y ganadero, lo que supone un aumento del 4,5% respecto a 2018, gracias a su proximidad a estas zonas, el precio del servicio, y la experiencia, calidad y especialización que aporta.