adif-daños-via

A las limitaciones que supone la existencia de una vía única sin electrificar, de ancho ibérico, se suma ahora la falta de servicio.

El temporal de lluvias que azotó Andalucía los días 20 y 21 de octubre de 2018 dejó unas secuelas en la conexión ferroviaria del puerto de Algeciras que aún hoy perduran.

La situación está afectando a la competitividad de sus empresas, pues el tráfico de importación-exportación estaba creciendo hasta el momento de forma significativa, sumando nuevas oportunidades para el movimiento de contenedores en los flujos de transbordo.

Para que los problemas actuales en la línea no sigan perjudicando el desarrollo de las instalaciones, Anesco ha pedido a Adif que acelere las obras de construcción del viaducto con el que se restablecerá el tráfico ferroviario en el tramo Algeciras-Bobadilla a su paso por Arroyo de las Tinajas, en Málaga.

Recuerdan que una conexión ferroviaria de calidad es imprescindible para que el recinto portuario pueda desarrollar adecuadamente sus tráficos de importación y exportación, pero a las limitaciones que supone la existencia de una vía única sin electrificar, de ancho ibérico, se suma ahora esta falta de servicio que está lastrando su competitividad.

Desde la patronal han reclamado a las administraciones públicas y partidos políticos que se dote con urgencia al puerto algecireño de una línea eficiente, moderna, adecuada y compatible con la importancia de este nodo marítimo.