La contratación de superficie logística en el mercado catalán vinculada al e-commerce ha superado en los primeros nueves meses de 2020 las cifras registradas en todo 2019, según los datos recabados por CBRE, que prevé que su peso respecto al total contratado también vaya en aumento.

Desde enero, la contratación en Cataluña vinculada al e-commerce ha rebasado los 56.000 m², por encima de los casi 54.000 m² de todo el año pasado. La cifra, que representa del 18% del total, se incrementará hasta el 30% de cara a final de año, teniendo en cuenta que hay algunas operaciones en curso.

Esta evolución en positivo ha aportado resistencia al mercado del alquiler logístico, que a cierre del tercer trimestre ha registrado una contratación de alrededor de 316.000 m², de los que 173.000 m² han sido netos.

Esto representa un descenso del 32% en relación a 2019, cuando se cerraron dos operaciones de tamaño extraordinario. Se trata de la de Decathlon con 96.000 m², y la de DSV con 46.000 m².

Además, en el segundo trimestre se redujo la contratación por el estado de alarma, pero se prevé que para fin de año alcance los 480.000 m², en línea con la media histórica de Cataluña, situada en 500.000 m².

Entre las operaciones más destacadas hasta septiembre se encuentran el alquiler de una plataforma logística propiedad de Segro de 28.500 men Sant Esteve Sesrovires, y una instalación de 15.000 m² en Parets del Vallès.

Oferta e inversión logística 

La contratación logística en el tercer trimestre ha alcanzado los 120.000 m2, reduciéndose la tasa de desocupación total en Cataluña desde el 4,7% en el primer semestre al 4,2% en el tercer trimestre del 2020.

La oferta existente en naves Grado A suma 221.000 m2, lo que supone un 38% más respecto a 2019. El tercer arco es el que concentra la mayor parte de la oferta disponible, con 122.000 m2, seguido del segundo arco con 72.000 m2.

Algunos proyectos se han retrasado por el Covid-19, pero existen 287.000 m² en construcción, de los cuales el 75% ya se encuentra comprometido, principalmente en el segundo arco.

En cuanto a la inversión, el mercado logístico catalán captó 98 millones de euros en los primeros nueves meses, principalmente de parte de los fondos de inversión. Entre las operaciones más destacadas se encuentran la compra, por parte de Logicor, de una plataforma de 35.500 m² en Palau-solità i Plegamans y la compra por parte de Patrizia del parque industrial de Seat en Abrera a Liberbank.