La Autoridad Portuaria de Ferrol-San Cibrao ha firmado unas cifras de movimiento de mercancías en el primer semestre próximas a las de antes de la pandemia, con 5.898.951 toneladas movidas frente a las 6.122.603 toneladas de 2019.

Por su parte, la comparativa con el año 2021, cuando se manipularon 4.985.911 toneladas, arroja un crecimiento del 18,4%. A ello han contribuido el incremento de la tanto en los graneles sólidos, con la bauxita, la alúmina y el carbón como principales protagonistas, como en los líquidos. El tráfico de contenedores también sigue en cifras récord.

En total, se han movido 3.725.249 toneladas de graneles sólidos, un 25,5% más, y 1.748.702 de graneles líquidos, un 12,4% más, mientras la mercancía general se ha situado en 419.005 toneladas, que representan un descenso del 7,3%.

El ránking de mercancías del primer semestre lo encabezan la bauxita, con 2.244.804 toneladas movidas, y el GNL, con 934.158. La clasificación la completan  la alúmina (877.261 toneladas), el carbón (443.431), fuel oil (360.197), los aceites (166.573), la sosa cáustica (142.072), la madera (132.062), el biodiésel (100.693) y el acero (64.763).

La mercancía contenerizada ha sobrepasado la barrera de las 100.000 toneladas, hasta alcanzar las 114.591. Entre los tráficos de mayor importancia, el mejor de los progresos ha sido el de los aceites, con un repunte del 1.212%, y el biodiésel, con un alza del 288%.

También ha crecido un 100% el carbón, después de que Endesa comenzase a trabajar, desde su terminal granelera del puerto exterior, con la que antes alimentaba en exclusiva a la central térmica de As Pontes, como operador para otros clientes.

Asimismo, el tráfico de contenedores ha aumentado un 59,5% si se mide en toneladas y un 60,6% en TEUs, para llegar a los 12.476.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110