La Autoridad Portuaria de Algeciras ha cerrado 2020 con un tráfico ferroviario de 21.064 TEUs, un 35% más que el año anterior. A pesar de las limitaciones de la infraestructura, ha sido el año de mayor actividad ferroviaria en la historia del puerto, por delante de los más de 18.000 TEUs de 2014.

De los TEUs movidos en ferrocarril por los servicios Multinaviera y Cliente, el 56% han sido de importación y el 44% de exportación. Estos demuestra que los clientes de Andalucía y del interior peninsular se están beneficiando de la conectividad del puerto con los mercados mundiales.

El aumento de la actividad también queda patente en el número de trenes. Tras los 75 trenes operados en diciembre, el puerto ha cerrado el año con 727, lo que contrasta con los 541 del año anterior.

Estos trenes han tenido origen o destino en las terminales de Azuqueca, en Guadalajara, Abroñigal y Coslada, en Madrid, y Zaragoza. Además, el incremento de la cuota ferroviaria del puerto supone sacar de la carretera más de 10.000 camiones cargados con dos TEUs cada uno.

Coincidiendo con el Año Europeo del Ferrocarril, la Autoridad Portuaria seguirá reivindicando la mejora de la conexión ferroviaria Algeciras-Bobadilla/Antequera-Córdoba-Madrid-Zaragoza, una línea integrada tanto en el corredor Atlántico como el Mediterráneo, esencial para dar salida al creciente tráfico de importación y exportación.

Al mismo tiempo, es necesario avanzar en el proyecto de autopista ferroviaria que conectará la dársena con Zaragoza, lo que requiere apartaderos de 750 metros y el aumento de gálibos en algunos túneles, entre otras mejoras.

Con todo, desde el puerto recuerdan que en la actualidad el tramo Algeciras-Bobadilla sigue siendo de vía única y sin electrificar.