La Federación Nacional del Transporte por Carretera de Francia (FNTR) ha convocado una jornada de acciones, que tendrá lugar el lunes 5 de septiembre, para protestar por la inseguridad que viven los transportistas en el puerto de Calais.

Si bien desde el pasado verano de 2015 se ha producido un aumento de los inmigrantes que intentan cruzar al Reino Unido desde Francia a bordo de los camiones que atraviesan el Canal de la Mancha, la situación se ha vuelto mucho más peligrosa en los últimos meses.

Los transportistas franceses denuncian un «aumento insoportable de la violencia». «Los conductores son atacados todas las noches», señalan desde la FNTR, «se erigen barricadas en su camino y se saquean los bienes de los vehículos con total impunidad», afirman.

La situación no sólo afecta al sector galo. A principios de este mes de agosto, un camión de J. Carrión fue atacado e incendiado en el puerto francés, mientras que VIIA canceló su servicio ferroviario entre Le Boulou y Calais en julio, ante el intrusismo de un mayor número de migrantes y una degradación de las mercancías transportadas que no había ocurrido antes.

La actuación del 5 de septiembre comprende dos caravanas de vehículos simultáneas, una partirá de Dunkerque y la otra desde Boulogne-sur-Mer y ambas se encontrarán en Coquelles. Varias asociaciones de agricultores del norte de Francia se unirán a la protesta, puesto que la situación también afecta negativamente a los productores hortofrutículas del país.