Un camión del Grupo J. Carrión ha sido incendiado tras ser asaltado por varios inmigrantes en la madrugada del viernes 29 de julio al sábado 30 en la circunvalación de Calais, cerca de la salida de Hoverport.

Aunque el vehículo, que transportaba frutas y verduras, ha sufrido importantes destrozos, los dos conductores rumanos han resultado ilesos en el ataque. Según han indicado, entre 6 y 10 personas les cortaron el paso e incluso pudieron ver cómo una de ellas pasaba por un lateral del camión con una gran bola formada por ropa y paja.

Ante el peligro, optaron por abandonar la carretera de circunvalación, y momentos después la policía acudió en su ayudaPor la mañana, el camión fue conducido hasta un garaje en Nivaille, en Coulogne.

Tal y como han explicado desde la empresa de transportes, son conscientes de los problemas que existen en la zona de Calais y también han de enfrentarse a situaciones complicadas en Andalucía con los refugiados.

La noche del viernes al sábado estuvo marcada por ciertos incidentes en el puerto francés, motivados por los intentos de algunos inmigrantes de acceder a la zona. De hecho, se registraron hasta seis salidas de los bomberos durante toda la noche, para extinguir varios incendios de diversa índole y las fuerzas policiales han tenido que intervenir en varios enfrentamientos con los inmigrantes, que se han saldado con varios policías heridos y un inmigrante muerto.

Denuncia de Atfrie

La Asociación Española de Empresarios de Transportes bajo Temperatura Dirigida (Atfrie) ha mostrado su rechazo a este tipo de acciones y ha denunciado la indefensión e inseguridad de los conductores españoles y sus mercancías, así como «la pasividad» del gobierno francés, que debería «impedir estos ataques antes de que ocurrieran«.

En el comunicado de la asociación, se solicita la colaboración de los Ministerio de Fomento y de Interior, así como de los organismos comunitarios de la Unión Europea, «para que exijan responsabilidades a Francia por permitir, nuevamente, que en su territorio se impida la libre circulación de mercancías«, así como que se reparen los daños producidos y se castiguen a los responsables de este nuevo ataque contra intereses empresariales españoles.

Igualmente, desde Atfrie se solicita que desde la Unión Europea se refuerce la normativa jurídica tendente a garantizar con mayor eficacia y eficiencia la seguridad de las personas y de los bienes materiales que se encuentren en cualquier lugar de la geografía europea.