El ferrocarril ya saca de la carrera a 160.000 camiones anuales con contenedores que realizan el trayecto entre el puerto de Valencia y Madrid. Una apuesta por el uso del tren desde las instalaciones de Valenciaport que se va a ver reforzada por la autopista ferroviaria que unirá el recinto portuario con la capital de España.

En el primer semestre del año, un total de 2.089 trenes -una media mensual de 356- han entrado/salido de los muelles  valencianos. A través del ferrocarril como medio intermodal se han movilizado 982.165 toneladas y 103.926 contenedores, en ambos casos, un 6% más que en el mismo periodo de 2020.

Madrid es el principal punto de origen/destino del tráfico ferroviario del enclave valenciano con el 80% del total del transporte por tren.

Esta autopista ferroviaria, que unirá el principal puerto de contenedores de España con la capital, permitirá incrementar la cuota del transporte ferroviario y la intermodalidad, favoreciendo, además, la reducción del impacto ambiental del corredor Madrid-Valencia de mercancías, muy transitado por carretera, reducirá el consumo de energía y mejorará la seguridad vial.

Un servicio especialmente relevante para el tráfico ro-ro, que utiliza las autopistas del mar que unen el puerto de Valencia con, por ejemplo, puertos italianos o de Baleares, con lo que la puesta en marcha de esta autopista ferroviaria permitirá prolongar estas cargas por tren otros 350 kilómetros.

Está previsto que la autopista ferroviaria en el corredor Valencia–Madrid pueda entrar en servicio en el segundo trimestre del año 2023.

Los trenes que operarán esta autopista lo realizarán entre la playa de vías del Muelle del Dique Este de la dársena valenciana y las terminales intermodales de ADIF Madrid-Abroñigal y Vicálvaro-Mercancías.

Dados los plazos estimados para disponer de vagones especializados, se prevé estar en disposición de iniciar el servicio de transporte de la autopista ferroviaria en el corredor Valencia–Madrid para el segundo trimestre del año 2023.

Este protocolo también contempla ampliar este corredor para tráficos con origen y destino el puerto de Sagunto y la terminal de Entroncamento (Portugal) por Fuentes de Oñoro o Badajoz, en este último itinerario con la intervención del administrador de infraestructuras de Portugal.

El ferrocarril, objetivo estratégico.

El objetivo para los próximos años de la APV es continuar incrementando el uso del tren en el tráfico de mercancías, de ahí la importancia de acometer las acciones necesarias para adecuar la accesibilidad ferroviaria, de ahí que se estén realizando inversiones para aprovechar la sinergia entre el transporte marítimo y ferroviario con el fin de favorecer la competitividad y contribuir a la reducción de las emisiones de CO2.

En concreto, para los próximos años están previstas inversiones cercanas a los 240 millones de euros para favorecer la accesibilidad y mejora de la red ferroviaria de Valenciaport.

Unas actuaciones que están destinadas a la remodelación de la red ferroviaria en el puerto de Valencia, la electrificación de vías, la adaptación de la red al ancho europeo, el acceso ferroviario al puerto de Sagunto o la mejora de la línea Valencia-Teruel-Zaragoza, entre otras.

Tráfico ro-ro. 

En los siete primeros meses del año, se han movilizado a través de las dársenas de Valenciaport 7.399.529 toneladas de mercancías de tráfico ro-ro, lo que supone un incremento del 14,36% respecto al mismo periodo del año anterior. El 53% de estas mercancías corresponden a tráfico nacional, el 27% destinadas a la exportación y el 20% a importación.