Al operar en un entorno mundial rápidamente cambiante, Emirates SkyCargo ha tenido que adaptar y reinventar sus operaciones y su red para seguir facilitando el transporte de productos básicos esenciales y salvaguardando el funcionamiento de las cadenas de suministro mundiales en la crisis del Covid-19.

En lo que se refiere a España, opera cuatro vuelos semanales de carga con el avión de pasajeros B777 a Madrid, con una capacidad de 40 toneladas. A ello se añade el vuelo semanal operado con el B777F hacia la capital, con una capacidad de 100 toneladas. También opera un vuelo semanal de carga a Barcelona con el B777F con las mismas toneladas.

En total, ofrece una capacidad de 360 toneladas semanales. Los productos de importación incluyen en estos momentos también material sanitario procedente de China. En la exportación destacan productos farmacéuticos y perecederos, como fruta y verdura.

Además, la aerolínea ha llevado recientemente a Brasil cerca de 500.000 equipos de prueba y ha completado dos vuelos chárter especiales entre Hong Kong y Sidney con casi 200 toneladas de suministros médicos, mientras que otro trasladó productos farmacéuticos a Karachi, en Pakistán.

Con otro chárter especial, ha llevado 100 toneladas de material a Milán, mientras que se han transportado más de 55 de productos farmacéuticos a Nueva York. Entre marzo y abril el carguero también operará nueve vuelos de carga a Budapest para transportar suministros como mascarillas y equipo médico.

Además, Emirates SkyCargo también desempeña un papel fundamental en el transporte de materiales alimentarios a los Emiratos Árabes Unidos y Oriente Medio. Durante la última semana de marzo, ha operado vuelos especiales desde Pakistán e India para llevar más de 150 toneladas de productos perecederos a Dubái. Los vuelos especiales desde El Cairo y Nairobi también han estado transportando productos perecederos a Dubái y de ahí a otros destinos de Oriente Medio.

Nuevo programa de carga

La compañía ha establecido una nueva red y un nuevo programa para sus operaciones de carga en un periodo muy corto, utilizando la capacidad de la cubierta inferior del avión de pasajeros Boeing 777 de fuselaje ancho, que complementa la capacidad de carga de sus cargueros.

Estos vuelos solo de carga tienen como destino más de 30 zonas de Oriente Medio, África, Asia, Europa y Australia. Los horarios y destinos se han planificado teniendo en cuenta la interconexión con las operaciones regulares de cargueros de los Emiratos. También se realizarán vuelos chárter ad-hoc en en función de la demanda del mercado.

Al mismo tiempo, la aerolínea ha trasladado temporalmente sus operaciones de control de carga al aeropuerto internacional de Dubái para reducir costes y atender más rápido todas las solicitudes. Así, ha suspendido temporalmente las de Emirates SkyCentral DWC, la terminal que normalmente ocupan los aviones cargueros.