Obras del ferrocarril correspondientes al Corredor Mediterráneo

Obras en el Corredor Mediterráneo.

Durante el evento que ha tenido lugar este martes 27 de enero en Barcelona, sobre los problemas técnicos que está experimentando la implantación del eje ferroviario en el levante español, desde Ferrmed han urgido a los gobiernos de España y Francia a que «se pongan las pilas» para que las obras en el Corredor Mediterráneo entre la frontera francesa y Almería estén finalizadas «en dos o tres años».

El documento presentado por la asociación, ‘Para que la interoperabilidad ferroviaria del Corredor Mediterráneo sea una realidad a corto plazo‘, será enviado a los gobiernos francés y español y a la Comisión Europea.

Desde Ferrmed han recordado que la infraestructura acumula retrasos, y «ya que los plazos para llegar en 2015 a Tarragona o Valencia están totalmente sobrepasados, al menos que pueda llegar en 2016 y, en 2017, a Almería».

Entre las actuaciones más urgentes a realizar, se ha señalado que actualmente la línea entre Perpiñán, Francia, y Barcelona no funciona para mercancías porque «no hay bastante potencia eléctrica» y sólo puede pasar un tren por sentido, además de que la longitud de los trenes se ha limitado, provisionalmente, a unos 500 m, en lugar de 750 m.

Obras que no empiezan 

Del mismo modo, desde Ferrmed han pedido resolver tanto el problema entre Castellbisbal y Martorell, con la habilitación del antiguo túnel de cercanías para que puedan utilizarlo las mercancías, «cuyas obras están licitadas y adjudicadas, pero no empiezan», así como el problema de la conexión al sur de Perpiñán y la «mala coordinación» que hay en la frontera francesa para trenes de mercancías.

Otras de las zonas «que requieren solución» son el tramo Tarragona-Vandellòs, las cercanías de Valencia y diversos puntos del sur donde hay vías únicas sin electrificar.

Coordinación y gestión

La asociación aboga por la coordinación en la realización y gestión de las obras, por lo que reclama un coordinador en cada Estado y la creación de un comité internacional de cada corredor para que gestione y apueste por el paso de las mercancías de la carretera al ferrocarril.

En esta línea, desde Ferrmed han propuesto que en toda Europa se creen tribunas para avanzar en estos proyectos y observatorios, como ya existen en Francia, para analizar las problemáticas e intentar resolver los problemas.

Impulso de las instituciones públicas 

Según datos aportados en el documento, el impacto económico del Corredor Mediterráneo en España es de 67.000 millones de euros para el periodo 2016-2045. 

Por este motivo, los organismos públicos que han estado presentes en la jornada se han mostrado conscientes de la importancia del Corredor. Así, desde Fomento han indicado que la inversión en esta infraestructura ascenderá a 1.360 millones de euros en 2015, y que la misma representa la «locomotora» económica del país porque concentra el 40% de la población y del PIB.