La Autoridad Portuaria de Santander ya ha terminado las obras de adecuación de los más de 60.000 m² de superficie de la parcela de Cocantra para aparcamiento de vehículos ligeros.

Con los trabajos, llevados a cabo por la empresa cántabra Servicios y Obras del Nortepor un importe de 369.986 euros y en un plazo de tres meses, se generarán 3.300 plazas de estacionamiento de vehículos terminados para el tráfico portuario que aportarán una solución al déficit de espacio mientras duren las obras de construcción del silo vertical.

Así mismo, el espacio también permitirá mejorar la operativa a medida que se recupera el tráfico de vehículos que había descendido durante la pandemia.

En este sentido, el puerto estima que el movimiento de automóviles ha crecido un 25,5% anual en los cinco primeros meses del año, aunque aún no ha alcanzado los niveles de 2019.

El terreno sobre el que se ha adecuado el aparcamiento temporal había sido concesionado en 2017 a Santander Coated Solutions para actividades de importación, exportación, depósito y transformación de productos siderúrgicos.

No obstante, y debido a que la empresa debe adecuar su proyecto a las exigencias de la autorización ambiental expedida por el Gobierno de Cantabria, la Autoridad Portuaria podrá utilizar ese espacio y la compañía contará con una prórroga en su plazo concesional equivalente al tiempo que dure la suspensión de dicha concesión.