Autopista de peaje R5 en Madrid

Con esta nueva licitación, Fomento buscará obtener recursos con los que atender a la responsabilidad patrimonial de la administración.

El Ministerio de Fomento prevé «devolver al mercado lo antes posible» las nueve autopistas en quiebra, una vez que se vean abocadas a la liquidación y tenga que asumirlas.

Así se ha anunciado en la jornada sobre infraestructuras organizada por la patronal de constructoras y concesionarias Seopan, un evento que en el que el secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, ha afirmado que el Ministerio «no tiene interés en explotar estas infraestructuras«, recalcando que «deben hacerlo las empresas privadas».

De esta forma, la intención del Ministerio es organizar un concurso público para devolver las nueve autopistas que eventualmente tendrá que rescatar, unas afirmaciones que coinciden con las declaraciones emitidas por el ministro Iñigo de la Serna el pasado mes de abril.

Con esta nueva licitación, Fomento buscará obtener recursos con los que atender a la responsabilidad patrimonial de la administración, RPA, que se activará cuando se liquiden estas infraestructuras.

En concreto, se trata del importe que el Estado debe pagar a las actuales concesionarias, por el monto que han invertido en su construcción. Según las estimaciones del sector, la factura tendrá un dotación económica de 5.000 millones de euros, aunque desde el Ministerio consideran que será «sustancialmente inferior».

Las nueve autopistas actualmente en concurso de acreedores son las cuatro radiales de Madrid, la Madrid-Toledo, la Ocaña-La Roda, la que une la capital con el aeropuerto de Barajas, Cartagena-Vera y la circunvalación de Alicante.