Transporte por carretera

Se realizará el control anual de los tiempos de conducción y descanso sobre la flota de 403.957 vehículos.

El jueves 22 de octubre se ha celebrado en la sede del Ministerio de Fomento la reunión de presentación a las asociaciones nacionales de transportistas del Plan Nacional de Inspección para el sector del transporte por carretera para el año 2016.

La presentación del Plan ha correspondido a la Subdirectora General de Inspección de Transporte Terrestre del Ministerio de Fomento, acompañada de los responsables de inspección de las Comunidades Autónomas de Cataluña, Madrid y Comunidad Valenciana.

Como cuestiones más relevantes de las actuaciones de control incluidas en el Plan a llevar a cabo el próximo año cabe destacar los controles que se llevarán a cabo sobre la realización de servicios de transporte público, así como sobre la oferta como intermediarios servicios de transporte en diferentes medios, en ambos casos sin estar amparados en la correspondiente autorización.

También se intensificará el control por la utilización inadecuada de los tractores agrícolas para la realización de transporte público de forma irregular, que representa una competencia desleal para el transporte por carretera.

Se llevará a cabo, asimismo, el control anual de los tiempos de conducción y descanso sobre la flota de 403.957 vehículos de transporte que en la actualidad están obligados a llevar tacógrafo. En este sentido, también se intensificarán los controles de las posibles manipulaciones que se puedan realizar al tacógrafo.

Dado que la Directiva europea 2006/22 impone a los Estados miembros la obligación de controlar al menos el 3% de las jornadas de trabajo, en el caso de las autoridades de inspección españolas revisar al menos 2.726.710 jornadas de trabajo de los conductores profesionales, de las que la mitad se deberán controlar en la sede de las empresas y la otra mitad en carretera.

Mayor control del cabotaje

Por otro lado, se hará un especial control sobre el posible uso fraudulento que se está llevando a cabo en la utilización del certificado de actividades por parte de algunas empresas transportistas. En este sentido, el Ministerio de Fomento ha aclarado que la utilización del certificado de actividades no es obligatoria, por lo que no puede dar lugar a sanción alguna.

Además, se comprobará que los conductores están dados de alta en la Seguridad Social y se reforzará el control sobre el exceso de peso, sobre todo, en las zonas portuarias así como en el transporte ligero realizado en furgonetas.

Y por último, se ha anunciado un incremento en el control del transporte realizado por empresas transportistas residentes en otros países, ya sea de carácter internacional o interior, es decir, el cabotaje. El objetivo es evitar que las empresas extranjeras hagan competencia desleal a las españolas, así como el dumping social.