La Autoridad Portuaria de Tarragona ha cerrado el primer trimestre de 2022 con un incremento del 49% en las importaciones de cereales. Estas cifras en el tráfico de productos agroalimentarios demuestran la capacidad de adaptación del mercado, diversificando los países de origen de estas mercancías frente a situaciones complejas como la actual. 

En concreto, el maíz, procedente principalmente de Ucrania, ha registrado un crecimiento del 28%, mientras que el trigo, que llega desde Bulgaria, Francia, Letonia, Lituania, Polonia y, en menor medida, de Ucrania, ha aumentado en un 140,2%.

Por su parte, los derivados de la soja, procedentes de Argentina y Brasil, han aumentado en un 73,3%, y el centeno, de Ucrania, Rusia y Letonia, lo ha hecho en un 89%.

Cabe apuntar que el puerto ha movido 7,4 millones de toneladas en los tres primeros meses del año, de los cuales 1.955.738 corresponden a marzo. La cifra es similar a la de 2021, pues el primer trimestre se cerró en 7,5 millones de toneladas.

A cierre del 31 de marzo, la mercancía general destaca por el buen momento que atraviesa la línea ro-ro con Turquía, con un crecimiento del 181,3%, mientras que el movimiento de automóviles ha aumento un 7,2% hasta las 43.068 unidades.

El último grupo a destacar es el de los productos químicos, pues entre enero y marzo se han movido 622.311 toneladas, un 5,1% más que en el primer trimestre de 2021, llevando al que ya es el mejor resultado de la serie histórica en el apartado de químicos del puerto.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110