La relajación de la demanda de la temporada alta, acompasada con el impacto de las restricciones en el suministro de energía para la producción industrial china, se han traducido en la mayor caída de los fletes marítimos de los últimos dos años, según el análisis de Freightos.

En este sentido, la compañía estima que los fletes entre Asia y América del norte han caído un 26% esta semana, aunque siguen siendo extremadamente altos, ya que son casi un 261% superiores a los de hace un año y nueve veces más que en noviembre de 2019.

Pese a que algunas tendencias, como la reciente reducción de la velocidad de los buques en sus viajes de regreso a Asia y la caída de los fletes de portacontenedores, podrían reflejar una disminución de la demanda posterior al pico estacional, Freightos estima que es probable que los precios sigan siendo altos debido a los altos niveles de congestión que se registran en los puertos califorminanos, los bajos niveles de inventarios existentes en muchas empresas, debido a la escasez de suministros y una demanda elevada, que se estima un 30% más alta que la que se registraba de noviembre a diciembre en 2019.

 

banner-suscripción-a-cadena-de-suministro-750x110px