Como en otras situaciones de emergencia, la aviación está siendo clave para el envío de material humanitario a la zona de Ucrania, tras la invasión por parte de las fuerzas rusas.

Iberia e IAG Cargo han completado este jueves el primer envío de suministros con destino Budapest, Hungría, donde la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja han establecido un almacén para poder distribuir la mercancía donde en función de las necesidades.

En este caso, el cargamento, de 12 toneladas, está valorado en más de medio millón de euros e incluye sets de cocina familiar para cinco personas, mantas y toldos plásticos para proporcionar un mejor aislamiento ante la lluvia y el frío. Forma parte del envío de Cruz Roja España para responder a la crisis humanitaria tanto en Ucrania como en los países limítrofes.

Actualmente, la aerolínea cuenta con tres vuelos directos semanales desde Madrid a Budapest, que suele operar con aviones de fuselaje estrecho de la familia A320, pero en este caso se ha utilizado un avión de fuselaje ancho, el Airbus A330-200. Dicho cambio ha permitido incrementar la capacidad de carga, pasando de los 1.500 kilos a las 12 toneladas necesarias.

Desde IAG Cargo, aseguran que la experiencia vivida durante la pandemia del Covid-19 les ha permitido poder estar a la altura de situaciones de emergencia, sin importar el tamaño del envío o la complejidad logística del producto.

Además, hasta el 10 de abril, Iberia ha abierto un canal interno para que sus empleados puedan realizar donaciones para la crisis de Ucrania. La aerolínea aportará a su vez el mismo importe que se recaude con las donaciones de los empleados.

Cn los fondos recaudados, Cruz Roja y Unicef adquirirán en las zonas cercanas al conflicto los suministros que necesitan, como alimentos o medicamentos. Con este sistema, se ahorran los costes del transporte y se favorecen las economías locales.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110