Primafrio estrena el e-CMR de Astic

Primafrío ha llevado a cabo recientemente el primer trayecto en Europa en el que se ha utilizado la aplicación.

La Unión Internacional de Transporte de Carretera, IRU, y  la Asociación de Logística del Automóvil, ECG, han presentado una declaración conjunta sobre el sistema e-CMR en la que se pide a los estados miembros de la Unión Europa que ratifiquen su uso cuanto antes.

El e-CMR es la versión electrónica del albarán utilizado en el Convenio de Transporte Internacional de Mercancías por Carretera, CMR, para el transporte de mercancías por carretera. Contiene información sobre la mercancía enviada y las empresas transportistas y receptoras, y facilita el transporte de productos en su conjunto, armonizando las condiciones contractuales de los bienes transportados.

El uso de este sistema ofrecerá grandes beneficios tanto para las compañías como para el medio ambiente, ya que elimina los costes de producción y el papeleo del antiguo albarán, manteniendo los mismos beneficios pero favoreciendo la digitalización y modernización del proceso.

Asimismo, la disminución del uso del papel y el procesamiento a tiempo real de la información en un entorno multilingüe facilitarán las operaciones de transporte de las compañías, las autoridades y los propios conductores.

Hay que ponerse «al día»

Desde la ECG han afirmado que es necesario que la logística «se ponga al día» con los avances tecnológicos que se están produciendo actualmente, y han manifestado que «la lenta implantación del sistema e-CMR es un ejemplo de cómo la burocracia está impidiendo el progreso en el sector y evitando que la industria produzca beneficios significativos».

Por su parte, desde la IRU han recalcado que el e-CMR es «la clave para el futuro de las operaciones logísticas«, ya que jugarán «un papel crítico en la digitalización de los sistemas de facilitación de comercio».

En este contexto, Primafrío ha llevado a cabo recientemente el primer trayecto de Europa en el que se ha utilizado la solución. Según la institución, la ruta, realizada entre España y Francia, pone de manifiesto los beneficios derivados de «una mayor eficiencia y una reducción de costes».

El sistema e-CMR fue presentado en 2008 dentro de un protocolo que solicitaba la gestión electrónica del CMR y que entró en vigor en 2011. Hasta ahora España, República Checa, Dinamarca, Estonia, Letonia, Lituania, Países Bajos, Eslovaquia, Bulgaria, Francia y Suiza, lo han ratificado, aunque desde la IRU esperan que la solución «se despliegue en más países».