Durante la VI Asamblea General del Consejo Internacional de Estibadores Portuarios, IDC, se ha elegido a Jordi Aragunde como nuevo coordinador general, cargo al que Antolín Goya, después de siete años al frente de la organización, no ha concurrido.

Jordi Aragunde, de 32 años y estibador en el puerto de Barcelona, ha sido el único candidato propuesto y ha estado apoyado por los representantes de las zonas de costa este y oeste de América, Europa y África. Anteriormente, ha ocupado durante ocho años el cargo de coordinador de la zona catalana-balear de Coordinadora y desde el 2010 ha sido el responsable internacional del mismo sindicato.

Durante el acto, Aragunde se ha comprometido a seguir la línea trazada por Goya y ha resumido los pilares sobre los que se asentará su estrategia del IDC en «unidad sindical y solidaridad en defensa de nuestra profesión, defensa de unas condiciones de trabajo dignas».

En primer lugar, tendrá que afrontar uno de los mayores retos del sector, como es la «desestabilización que pretenden algunas navieras y gobiernos, cuyos ataques no son frontales, sino casi de guerrilla”, tratando de atomizar la organización y dividirla por puertos, ha asegurado durante la Asamblea.

Además, durante los próximos dos años que dura la presidencia del Consejo, tratará de desarrollar políticas de crecimiento de la organización en todo el mundo, especialmente en Asia y en el norte de Europa, y se ha fijado como objetivo profundizar en el asentamiento de unas bases comunes del trabajo portuario y de negociación colectiva de forma que los afiliados de cualquier parte del mundo vayan asemejando entre sí sus condiciones laborales y tengan respuestas similares ante los retos actuales del sector.

En los próximos meses, Aragunde comenzará una ronda de visitas por las diferentes zonas para poder presentar en enero un plan de acción sindical 2015-2017 del IDC.