La nueva terminal de contenedores que se va a ubicar en la ampliación norte va a duplicar la actividad económica del puerto de Valencia y generará un valor añadido bruto cercano a los 6.000 millones de euros, según Aurelio Martínez, presidente de la Autoridad Portuaria de Valencia.

Martínez ha resaltado, en un reciente encuentro digital, la importancia que tiene este proyecto para el conjunto de la actividad económica de la Comunidad Valenciana y de España.

Así mismo, el presidente del enclave valenciano calcula que en 2030 con la terminal operando se habrán creado más de 44.000 nuevos puestos de trabajo, lo que implica duplicar la cifra actual de empleos que genera el recinto portuario, entre directos, indirectos e inducidos.

La ampliación norte del puerto de Valencia cuenta con una inversión público-privada de 1.400 millones y con ella se quiere dar solución a diversos retos que presenta el futuro de la dársena.

Entre ellos se encuentran el crecimiento del comercio internacional y la necesidad de más espacio para un puerto que ya está al 73% de su capacidad máxima. Así mismo, con esta obra la dársena quiere evitar perder tráficos.

Así mismo, Martínez considera que no es necesaria una nueva DIA ya que las obras que se van a realizar son estrictamente interiores, dentro de aguas portuarias, y no afectan a ninguno de los supuestos que establece la Ley de evaluación ambiental”.