Carga aerea en Iberia

Todas las regiones, a excepción de Latinoamérica, han registrado un aumento de la demanda.

El transporte aéreo de mercancías ha aumentado un 6,1% en septiembre respecto a 2015, lo que supone el mayor ritmo de crecimiento desde la huelga portuaria en Estados Unidos en febrero de 2015, según la Asociación Internacional de Transporte Aéreo. Por su parte, la capacidad de carga se ha incrementado un 4,7%, manteniéndose los factores de carga a niveles históricamente bajos.

Estos datos coinciden con un alza en las exportaciones en los últimos meses, aunque también ha habido otras circunstancias que han impulsado el transporte aéreo, como la necesidad de retirar rápidamente del mercado los dispositivos Samsung Galaxy Note 7 afectados por un problema con la batería, o la crisis financiera de Hanjin y el colapso de sus líneas marítimas.

Aunque el comercio mundial se encuentra estancado en este momento, ha habido cambios recientemente que afectarán tanto a este área como al mercado de la carga aérea. Es el caso del acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá, cuyos resultados deberían ser pronto evidentes en ciertos sectores.

Las aerolíneas de todas las regiones han registrado un incremento en la demanda en septiembre, salvo en el caso de las compañías aéreas de Latinoamérica. No obstante, los resultados varían considerablemente en cada zona.

Evolución en los principales mercados

El mercado de Asia-Pacífico ha experimentado un incremento del 5,5% en la demanda en agosto y del 3,4% en la capacidad de carga. Esta evolución está relacionada con un aumento de las exportaciones en China y Japón.

Por su parte, en las aerolíneas europeas ha crecido un 12,6% la demanda, mientras que la capacidad de carga ha ascendido un 6,4%. En este caso, la mejora se corresponde con el aumento de las exportaciones en Alemania en los últimos meses.

En cuanto al mercado norteamericano, ha registrado un alza del 4,5% en la demanda y del 2,6 en la capacidad de carga. El tráfico internacional se ha incrementado un 6,2%, lo que supone el mayor incremento desde que la huelga portuaria en Estados Unidos impulsara la demanda a principios de 2015.

En Oriente Medio, la demanda ha crecido un 1,3%, lo que representa el ritmo más lento desde julio de 2009, mientras que la capacidad ha aumentado un 6,2%. El crecimiento de la demanda estacional, que había sido una tendencia al alza hasta el año pasado, se ha detenido.

Respecto a Latinoamérica, la demanda se ha reducido por séptimo mes consecutivo, con una caída del 4,5% en septiembre, mientras que la capacidad  de carga ha disminuido un 4,7%.

Por último, en el mercado africano ha aumentado un 12,7% la demanda, lo que supone el mayor crecimiento en casi dos años.