Las necesidades de rapidez, agilidad y condiciones de transporte que requerirán las futuras vacunas de la covid-19 pone un alto nivel de presión sobre la carga aérea, que se dibuja como el principal medio de transporte para un preparado farmacéutico muy inestable en algunos casos y cuya distribución habrá de hacerse a gran velocidad.

Para anticiparse a este escenario, IATA ha elaborado, en colaboración con otras instituciones internacionales, una guía para garantizar que la industria de carga aérea esté lista para afrontar este tremendo desafío logístico, con recomendaciones para las administraciones y todas las empresas que componen la cadena de suministro.

En este sentido, la guía incluye un compendio de normas y directrices internacionales relacionadas con el transporte de vacunas y se actualizará periódicamente a medida que vaya evolucionando información disponible.

Entre otros aspectos, el trabajo aborda la disponibilidad de instalaciones de almacenamiento con temperatura controlada y posibles contingencias cuando dichas instalaciones no estén disponibles y la definición de las funciones y responsabilidades de las partes involucradas en la distribución de vacunas, para ayudar a una distribución segura, rápida y equitativa lo más amplia posible.

Restablecer la conectividad aérea

De igual modo, también se analiza la preparación de la industria para la distribución de vacunas en todo lo que tiene que ver con capacidad y conectividad, toda vez que la red global de rutas aéreas se ha reducido drásticamente, algo que obligará a los gobiernos de todo el planeta a restablecer la conectividad aérea para garantizar que se disponga de la capacidad adecuada para la distribución de vacunas.

Así mismo, por lo que respecta a instalaciones e infraestructura se hace hincapié en la necesidad de contar con espacios y personal que permitan mantener la cadena de frío, teniendo en cuenta que algunos tipos de refrigerantes se clasifican como mercancías peligrosas y los volúmenes están regulados, lo que agrega una mayor complejidad al proceso.

En lo relativo a la gestión de los trámites aduaneros, se aboga por la introducción de procedimientos de vía rápida para permisos de sobrevuelo y aterrizaje para operaciones que lleven la vacuna y una posible desgravación arancelaria para facilitar su movimiento.

Finalmente, en el terreno de la seguridad, IATA estima que deberán realizarse inversiones para garantizar la seguridad de los envíos frente a la manipulación y el robo, lo que, a su juicio, requerirá una planificación adecuada.