La presidenta de Adif, Isabel Pardo de Vera, ha aclarado que la conexión ferroviaria de Punta Langosteira no será financiada en exclusiva por su departamento. El coste de estas obras será de 140 millones, pero las pérdidas que soporta la entidad en este momento hacen inviable una inversión de estas características.

Además, ha recalcado que la ejecución de estas actuaciones es responsabilidad de la Autoridad Portuaria, si bien ha mostrado su disposición a colaborar con el puerto para impulsar este importante proyecto.

En este contexto, desde la Xunta de Galicia han reiterado su petición a Adif para impulsar un marco de interlocución para abordar la situación del Corredor del Noroeste, que supone «una oportunidad estratégica para poder acceder a los fondos europeos» del mecanismo ‘Conectar Europa’.

En junio de 2019, Bruselas incluyó la Salida Sur de Vigo dentro de la Red TEN-T. Poco antes, la administración gallega había demandado junto a Asturias y Castilla y León que desde el Ministerio de Fomento se elaborara y redactara un Plan Director del Corredor Atlántico, que sirviese como base para la posterior redacción de los proyectos.

Sin embargo, en la Xunta denuncian que en todo este tiempo no han obtenido respuesta por parte de la Administración a ninguna de las solicitudes planteadas. También han mostrado su sorpresa por las últimas declaraciones de la presidenta de Adif, en las que aseguraba que contaban con proyectos maduros para la modernización del Corredor del Noroeste.

Por ello, han solicitado conocer los planes que se manejan, estableciendo una interlocución leal, fluida y veraz, en el marco institucional que se considere más oportuno.