PricewaterhouseCoopers, la consultora que está evaluando las finanzas de Hanjin Shipping tras el concurso de acreedores presentado por la naviera en agosto, ha aconsejado la liquidación de la compañía, según informa la prensa surcoreana.

En el informe presentado al Tribunal Central del Distrito de Seúl, juzgado que se está encargando de la administración concursal de la que hasta la fecha era la principal naviera del país, la consultora estima que la liquidación sería la opción «más económica».

En concreto, la liquidación del operador surcoreano asciende a los 1,79 billones de wones, unos 1.450 millones de euros, para una compañía cuya deuda superaba los 4.600 millones de euros cuando se declaró en bancarrota.

No obstante, la consultora no ha analizado el importe que sería necesario para mantener la naviera a flote porque esta ha venido desprendiéndose de sus activos durante los últimos meses.

A la venta de parte de sus activos transpacíficos a Korea line se suma, entre otras actuaciones, la posible enajenación del 54% de la terminal portuaria de Long Beach, para la que HMM y MSC han presentado sus ofertas en una operación de aproximadamente 400.000 millones de won (324 millones de euros). Además, los acreedores también están vendiendo los buques de la naviera.

Hanjin Shipping aún puede presentar un plan de rehabilitación al tribunal, que decidirá su futuro en febrero.