Hanjing Shipping aumenta sus servicios con el Mediterráneo oriental

Hanjin Shipping, al borde del abismo.

El plan de «auto-rescate» propuesto por Hanjin Shipping al Banco de Desarrollo de Corea del Sur y el resto de sus acreedores para evitar la quiebra no ha convencido a los prestamistas, que han decidido no conceder apoyo adicional a la naviera.

La decisión de los acreedores de Hanjin Shipping, que cerró 2015 con un ratio de endeudamiento del 850% y una deuda 4.900 millones de dólares, condena a la bancarrota al primer operador del país, séptimo del mundo, y pone de manifiesto el difícil momento que experimenta el sector del transporte marítimo de contenedores. Ahora, los juzgados decidirán si la naviera ha de ser liquidada.

En el seno del Grupo Hanjin, matriz del operador, no preparan un nuevo plan de rescate, después de que la naviera haya entregado muchos de sus principales bienes a otras filiales del grupo con el fin de reunir fondos para su «auto-rescate».

Entre los bienes vendidos se encuentran la participación de un 59% del terminal de contenedores de Pyeongtaek y una participación de un 50% en el nuevo puerto de Busan, además de los derechos para operar en ocho rutas de transporte de mercancías de Asia y una participación del 21% en una terminal vietnamita. Sin embargo, aún tiene en propiedad varios buques y el derecho a operar en diversas rutas y terminales.

¿Fusión con HMM?

Con respecto a la posible fusión con el otro gran operador del país, Hyundai Merchant Marine, de la que se viene hablando durante los últimos meses, desde el banco coreano han asegurado, tras informar de la negativa al plan de rescate, que no prevén fusionar la naviera con su rival, el décimo cuarto operador del mundo.

Sin embargo, el vicepresidente de la Comisión de Servicios Financieros de Corea, Jeong Eun-bo, ha asegurado este miércoles 31 de agosto que el gobierno coreano incitará a HMM a adquirir parte de los bienes de Hanjin, con el fin de evitar que la industria naviera del país pierda competitividad.

Además, desde la propia HMM reconocen que podrían pujar por algunos de los activos rentables su rival, sin descartar completamente la fusión. No obstante, el papel del Banco de Desarrollo de Corea del Sur en esta negociación será clave, ya que también posee el 14% de las acciones de Hyundai Merchant Marine.

«Presionar activamente a HMM»

El gobierno coreano «presionará activamente» a HMM para que adquiera bienes libres de cargas de Hanjin Shipping, ha asegurado Jeong Eun-bo, e intentará minimizar las consecuencias sobre el tráfico de mercancías para los exportadores e importadores locales, asignando sustitutos para los buques que podrían ser confiscados por los acreedores si la naviera acaba bajo la administración judicial.

Los datos que manejan en la administración surcoreana apuntan que el transporte de más de 540.000 TEUs podría verse afectado, así como las exportaciones del país en los próximos tres meses.

La bancarrota de Hanjin sería la mayor de la historia de la industria del transporte marítimo, superando el colapso de United States Lines en 1986.