En lo que va de año, la contratación logística en la Comunidad Valenciana ha ascendido a 284.000 m², cifra que, según los datos de CBRE, duplica la contratación del mismo periodo del año anterior.

Consecuentemente, la previsión de cierre mantendrá los niveles del 2020, año en el que se registró una contratación récord de 320.000 m² a pesar de la crisis sanitaria, a tenor de los registros de la consultora inmobiliaria.

Este incremento se debe al cierre durante el segundo y tercer trimestre del año de algunas operaciones que llevaban tiempo en curso, de tal manera que la entrega simultánea de grandes proyectos en 2020 y 2021 ha provocado una situación temporal de sobreoferta de naves logísticas de calidad en las zonas prime.

Sin embargo, tanto el aumento en la contratación, como la ralentización de la construcción de nuevos proyectos a riesgo, permitirá absorber gran parte de esta sobreoferta durante el año que viene, según los cálculos de CBRE.

Por otra parte, la inversión logística en esta zona geográfica podría superar los 150 millones en 2021, tras alcanzar un volumen en los diez primeros meses del año de 100 millones de euros.

En este sentido, CBRE considera que se mantiene el gran apetito inversor y augura un cierre de 2021 con cifras cercanas a los 153 millones de euros invertidos en logística en 2020.

Por lo que respecta a las rentabilidades prime, las yield están en el entorno del 5,75% y la previsión es que en lo que queda de año puedan comprimirse hasta el 5,5% o incluso por debajo en activos de primera calidad, muy bien localizados y que dispongan de un contrato de largo obligado cumplimiento con inquilinos de primer nivel.