La naviera belga Sealink Antwerp mantiene en pie su apuesta para establecer un servicio de transporte de carga rodada no acompañada entre el puerto de Almería y los enclaves británico de Portsmouth y belga Zeebrugge.

Con este servicio marítimo semanal de corta distancia, la compañía prevé transportar frutas y hortalizas desde Almería hasta Inglaterra con un buque con capacidad para 280 semirremolques sin conductor.

Además, la ruta recalaría, en su viaje de retorno a Almería, en Zeebrugge, con el fin de recoger mercancía del centro de Europa para distribuirla como complemento en el sur de España y Marruecos.

Aunque Sealink Antwerp tiene intención de iniciar el servicio en el inicio de la campaña hortofrutícola, el déficit de conductores de camión que sufre Reino Unido está alterando estas previsiones.

En este sentido, en estos momentos se hace difícil encontrar conductores británicos para la distribución de los productos perecederos que lleguen a Portsmouth en el Reino Unido.

Los actores que intervienen en el proyecto confían en que se solucione el problema del déficit de conductores de camión en Reino Unido y que pronto pueda ser una realidad lo que consideran “un servicio viable desde el punto de vista económico, logístico y medioambiental, que será complementario al transporte por carretera”.