Las tasas del transporte marítimo entre China y la costa oeste de Estados Unidos se han incrementado un 3% en la última semana, llegando a los 4.455 dólares/FEU, lo que supone un incremento del 193% respecto a las mismas fecha del año anterior.

Por su parte, los precios entre China y la costa este han caído un 1% hasta los 5.712 dólares/FEU y están un 101% por encima de la cifra alcanzada en las mismas fechas del año anterior.

La elevada demanda ha seguido generando problemas de congestión en los puertos, lo que ha provocado retrasos y escasez de equipos. De hecho, los buques que salen de los atascados puertos de Los Ángeles y Long Beach están empezando a causar retrasos en el de Oakland.

El sector marítimo sigue reclamando a la administración estadounidense prioridad en la vacuna para los trabajadores portuarios, lo que facilitaría el desarrollo de la actividad tras los recientes brotes detectados.

Normalmente, las navieras utilizarían otros buques para que ocupen el lugar del que se ha retrasado, pero con prácticamente toda la capacidad en uso, no existen embarcaciones disponibles y tienen que limitarse a cancelar escalas para poder ajustarse a los horarios programados.

Freightos Baltic Index 3 febrero

Sin embargo, ni siquiera este movimiento está ralentizando la creciente demanda. El impacto de los retrasos ya se está haciendo sentir en el sector retail, la fabricación y las cadenas de suministro relacionadas con el sector de la alimentación.

En este sentido, la elevada demanda y la falta de equipos han permitido aumentar un 3% las tasas entre Asia y la costa oeste de EEUU, pero las tasas entre Asia y la costa este, o entre Asia y el norte de Europa o el Mediterráneo, se mantienen estables.

No obstante, los envíos desde Europa hacia la costa oeste de Sudamérica, cuyas tasas normalmente se mantienen estables, han repuntado un 31% hasta los 2.300 dólares/FEU.