estiba en el puerto de Valencia

Sevasa pide la mediación de Anesco en el conflicto de la estiba valenciana.

La Sociedad de Estiba y Desestiba del puerto de Valencia (Sevasa) ha solicitado la mediación jurídica y laboral a la patronal del sector, Anesco, para salvar las diferencias que impiden a empresas y sindicatos firmar el nuevo convenio colectivo de la estiba en el puerto de Valencia. 

Desde las empresas estibadoras aseguran haber aceptado «prácticamente la totalidad» de los requerimientos y solicitudes que la parte social ha querido integrar en el nuevo convenio en lo que se refiere a cumplimiento de jornada, condiciones económicas, revisión salarial o medidas de salud laboral, entre otros puntos. 

De hecho, actualmente está acordado más del 90% del contenido del convenio, a excepción del ámbito personal y funcional del mismoEl ámbito personal determina cuáles son las empresas y los trabajadores afectados por el acuerdo, mientras que el funcional establece cuáles son las actividades reguladas por el presente texto.

En este sentido, desde Sevasa recuerdan que la Ley de Puertos del Estado y Marina Mercante no reconoce las actividades complementarias como tareas portuarias y, por tanto, las empresas «estaríamos incurriendo en una práctica no contemplada por la legislación nacional y por la reciente sentencia del Tribunal Europeo», aseguran. 

Múltiples «alternativas»

Las empresas estibadoras afirman que han «ofrecido múltiples alternativas» para solventar estos obstáculos, pero «que no han sido aceptadas por la representación sindical»

Ante esta situación de «bloqueo», Sevasa ha solicitado a Anesco su mediación para salvar unas diferencias que exceden del ámbito local y que, «dado el liderazgo del puerto de Valencia, marcarán los futuros acuerdos en los distintos puertos nacionales», aseguran desde las empresas estibadoras. 

Desde Sevasa se muestran especialmente preocupados por el hecho de que la plantilla de estibadores haya condicionado la apertura de la bolsa de trabajo, y la consiguiente creación de 300 empleos durante el periodo estival, a la firma del convenio, puesto que la falta de plantilla ha provocado que el puerto de Valencia haya perdido en lo que va de mes el 30% de sus tráficos