La Autoridad Portuaria de Santander contará en el año 2023 con las infraestructuras necesarias para recibir a los nuevos buques de Brittany Ferries.

Se trata de dos embarcaciones propulsadas por GNL que reducirán en un 46% las emisiones de CO2 por pasajero en las rutas entre Reino Unido y España.

El puerto estará listo entonces para proporcionar la capacidad de pasajeros y mercancías que necesita la naviera en la nueva terminal de los Muelles de Maliaño, así como el suministro de GNL a los buques.

El presidente de la Autoridad Portuaria, Francisco Martín, ha agradecido al operador su compromiso con Cantabria, “creando nuevas rutas, consiguiendo que nuevos barcos operen en Santander, creando puestos de trabajo y convirtiendo a Santander en paso obligado del turismo inglés”.

Además, se ha referido a su implicación para conseguir que la región acoja en el mes de octubre la XLV Conferencia Anual de Interferry y se ha puesto a disposición de la compañía para que la relación siga siendo “tan fluida y cordial” como siempre.