Durante la primera mitad de 2022, más de 2.100 trenes han entrado o salido de las instalaciones del puerto de Valencia, con lo que los servicios intermodales que recalan en el enclave están ganando protagonismo para el tráfico de mercancías.

Según los cálculos de la Autoridad Portuaria, en el período se han registrado una media semanal de más de 83 trenes frente a los 77 de media del mismo tramo de 2021, lo que refuerza la apuesta que está realizando el recinto valenciano por las sinergias entre el tráfico marítimo y ferroviario.

Los responsables del enclave certifican que cada semana hay más trenes, más largos, con más vagones y que transportan más mercancías y contenedores.

En total, el número de trenes en el semestre ha sido de 2.168 que han movilizado un total de 41.208 vagones, un 8% más que hace un año.

Así mismo, la longitud media de los trenes ha sido de 493 metros, un 20% más, y el total de TEUs ha alcanzado los 108.236, lo que supone un incremento del 5% respecto al primer semestre de 2021.

Al tiempo, esto refleja también un aumento de la cuota de contenedores movidos por ferrocarril que ha pasado del 7,8% en 2021 al 8,11% en 2022.

En total, en este primer semestre del año se han gestionado 1.043.297 toneladas, un 6% más que el mismo semestre del año pasado, y que tienen destino y origen en Madrid.

Ante esta realidad, el objetivo para los próximos años de la Autoridad Portuaria es seguir incrementando el uso del tren en el tráfico de mercancías que llegan y salen del enclave, con inversiones previstas de unos 240 millones de euros para favorecer la accesibilidad y mejora de la red ferroviaria portuaria.

 

CdS-Banner-suscripcion-OJD-750x110