Las conexiones ferroviarias de los puertos son un factor clave para la competitividad de los enclaves en un entorno comercial cada vez más complejo y globalizado.

En este entorno, la Junta de Andalucía, a través de su delegada territorial de Empleo en Granada, Virginia Fernández Pérez, reivindica la conexión ferroviaria para el puerto de Motril, en una reciente visita girada al operador logístico Ronco y Consignaciones y Estibas Motril.

El Gobierno andaluz estima que la conexión ferroviaria permitirá ganar competitividad al enclave nazarí, ya que facilitaría los flujos de mercancías, y supondría un crecimiento importante tanto en importaciones como exportaciones.

Con la conexión, Motril quiere dejar de ser el único puerto de interés general en todo el país que no está conectado con su capital de provincia por ferrocarril.

La Autoridad Portuaria de Motril espera que el enlace ferroviario y el desarrollo del Polígono Industrial SUS-PUE 1 permita el establecimiento de actividades económicas con la ventaja de tener un puerto operativo con sus muelles a menos de cien metros, con el fin de que, en los próximos cuatro años, el puerto de Motril se convierta en el motor económico de la provincia de Granada.

Según los cálculos de los responsables del enclave, la actividad portuaria genera el 2,5 % del PIB de la provincia de Granada y tiene un impacto económico de 1.122 millones de euros.