El mundo aguarda impaciente el descubrimiento de una nueva vacuna contra el Covid-19.

En paralelo a las múltiples investigaciones en marcha, con centenares de proyectos que buscan encontrar un remedio contra una enfermedad que está golpeando duramente a una gran cantidad de países de todo el mundo, operadores especializados y empresas farmacéuticas trabajan para que toda la intendencia logística necesaria esté a punto para la que se anuncia como la mayor campaña de vacunación de la historia.

En este sentido, Pfizer está ajustando sus instalaciones logísticas en los Estados Unidos con la vista puesta en poder distribuir en todo el planeta 100 millones de dosis de esta vacuna este mismo año, si finalmente se logra culminar las investigaciones, además de 1.300 millones de dosis el año próximo.

Para la distribución de un producto muy perecedero como será esta vacuna y que tendrá que mantener unas condiciones muy estables y rigurosas de temperatura y humedad, los servicios de carga aérea jugarán un papel fundamental para el reparto de este medicamento con rapidez y eficiencia.

Hub de carga aérea para la vacuna del Covid-19

En este mismo ámbito, Emirates SkyCargo está preparando la reapertura de su hub de carga aérea Emirates SkyCentral DWC en Dubai Sur para gestionar los aspectos logísticos de la distribución de una posible vacuna del Covid-19 a nivel mundial mediante la creación del primer centro de carga aéreo dedicado a la vacuna, desde donde proceder a la distribución mundial de la vacuna, con personal y equipos especialmente dedicados para esta labor, aprovechando la ubicación de la capital dubaití que le permite alcanzar a tres cuartas partes de toda la población del planeta con vuelos de menos de ocho horas de duración.

La instalación cuenta con más de 4.000 ² de superficie de almacenaje farmacéutico dedicado y certificado por Good Distribution Practice (GDP), lo que permite el almacenamiento y la distribución a gran escala de vacunas. En total, se estima que las instalaciones pueden contener alrededor de 10 millones de vacunas a una temperatura de entre 2 y 8 grados centígrados.

La infraestructura se complementa con una de las mayores flotas de Cool Dollys del mundo, que ayuda a proteger la carga sensible a la temperatura adecuada durante el tránsito entre la aeronave y la terminal de carga.

En los últimos meses, la aerolínea ha procedido a restablecer la conectividad de su red mundial, que cubre los principales grupos farmacéuticos y lugares de fabricación, lo que facilita el eventual transporte de la vacuna del Covid-19 una vez que comience la fabricación.

Estos son dos ejemplos de los múltiples preparativos que se llevan a cabo en diferentes instalaciones logísticas de todo el mundo para engrasar un engranaje logístico que deberá atender con la máxima calidad, eficacia y rapidez a lo que será la mayor campaña de vacunación de la historia.