Nuevos límites de la OMI a las emisiones de azufre en el transporte maritimo

El objetivo es que las emisiones totales del sector no superen los niveles alcanzados en 2008.

La Asociación Europea de Navieros, Ecsa, se ha mostrado satisfecha con los avances realizados en el último Comité de Protección Marítima Medioambiental, Mepc, de la Organización Marítima Internacional, OM, para descarbonizar la industria.

El encuentro ha permitido trazar las líneas iniciales de una estrategia internacional para reducir las emisiones de CO2 en el transporte marítimo, que será finalmente adoptada durante el próximo Comité, en 2018.

Partiendo del plan diseñado por la OMI, se han establecido unos objetivos que servirán para desarrollar una programación exhaustiva que se adecúe al Acuerdo sobre el cambio climático adoptado en la Cumbre de París, en 2015. Esto incluye una serie de medidas de corto, medio y largo alcance con fechas límites y el posible impacto en los países en los que se apliquen.

Desde Ecsa, han agradecido el esfuerzo de la Comisión Europea y los Estados Miembros de la Unión Europea para aportar sus diferentes visiones y ofrecer soluciones a la Organización, que tendrá lista su estrategia a partir de abril de 2018.

Objetivos para 2050

En una presentación realizada en la reunión por la Cámara Internacional de Navegación y otros organismos marítimos, se ha propuesto que las emisiones totales del sector no superen los niveles de 2008 y que la OMI se comprometa a la reducción de las toneladas de CO2 emitidas, de cara a 2050.

Muchas navieras ya han dado los primeros pasos para garantizar un transporte marítimo más sostenible y respetuoso con el medio ambiente, incorporando diferentes soluciones para mejorar la eficiencia energética de sus flotas.

Así, han invertido en nuevas tecnologías, como motores marinos que permiten aumentar la eficiencia en el consumo de combustible, además del uso de nuevos motores a GNL, combustibles alternativos y baterías eléctricas e híbridas.