Poco a poco, XPO Logistics va dando forma al proceso de escisión de sus diferentes actividades iniciado en diciembre de 2020.

Esta misma semana se ha dado a conocer que la rama de negocio dedicada a las actividades logísticas llevará el nombre de GXO, con Brad Jacobs como presidente de su Consejo de Administración, y Malcolm Wilson como máximo responsable de la nueva empresa a nivel global.

Se avecina por tanto otra campaña de ‘rebranding’, con la necesaria actualización a la nueva denominación, en instalaciones y en el resto de soportes, innumerables en cualquier caso, en los que figure el nombre comercial.

La compañía estadounidense estima que esta nueva entidad parte con «una sólida posición para aprovechar los vientos de cola estructurales que está viviendo el sector logístico: el crecimiento del comercio electrónico y la distribución minorista omnicanal, el rápido aumento de la demanda de automatización y capacidades digitales por parte de los clientes y un cambio hacia la externalización de los servicios de la cadena de suministro».

Tras la escisión, XPO seguirá siendo un proveedor global de transporte de mercancías, enfocado especialmente en la carga completa y fraccionada, mientras que GXO se dedicará a ofrecer servicios logísticos en el mercado internacional.

Así mismo, la compañía norteamericana ha iniciado los trámites para presentar la documentación relativa a la escisión prevista de su negocio de logística, con vistas a tener finalizada la operación en el segundo semestre de 2021.