La Unión Europea adoptará medidas urgentes para la suspensión temporal de los requisitos de uso de las franjas horarias en aeropuertos, que obligan a las aerolíneas a operar en al menos el 80% del espacio temporal reservado para despegues y aterrizajes si quieren seguir manteniendo esta posibilidad el año siguiente.

Los embajadores de los Estados Miembros en el Comité de Representantes Permanente del Consejo Europeo han aprobado un mandato para negociar con el Parlamento Europeo una propuesta para que no se aplique esta regla hasta el 24 de octubre y ayudar al sector del transporte aéreo a hacer frente a la fuerte caída de la demanda debido a la epidemia de coronavirus y las medidas aplicadas por los diferentes gobiernos para el control de la movilidad.

Medida retroactiva

Esto proporcionaría la necesaria flexibilidad y certidumbre para el sector de la aviación en esta situación sin precedentes. La medida se aplicaría de manera retroactiva a los vuelos entre la Unión Europea y China efectuados entre el 23 de enero y el 29 de febrero.

Se ha elegido esa fecha porque es cuando las autoridades chinas cerraron oficialmente el primer aeropuerto. En cuanto a la extensión hasta el 24 de octubre, es la fecha en la que termina el mandato de Croacia en el Consejo Europeo, si bien podría extenderse esta limitación si la situación persiste.

La introducción de esta medida requiere una enmienda a la regulación europea actual de las franjas horarias. Ya se ha realizado en otras situaciones de emergencia, como los ataques terroristas del 11-S, la guerra de Irak o el virus SARS, así como en la crisis económica en 2009. El cambio tendrá que ser aprobado tanto por el Consejo como por el Parlamento Europeo, que trabajan para arreglar este punto lo antes posible.