megacamion-salvesen-2018

El Reglamento General de Vehículos ya permite las 44 toneladas bajo ciertas condiciones.

El posible incremento de 40 a 44 toneladas de la masa máxima autorizada para los vehículos de transporte de mercancías por carretera (MMA) afectaría muy negativamente a la productividad y la competitividad del transporte intermodal terrestre, según una nota conjunta de la Unión de Operadores de Transporte Comodal (UOTC) y la Asociación del Transporte Internacional por Carretera (ASTIC).

El RD 2822/1998 por el que se aprobó el Reglamento General de Vehículos ya contemplaba una distinción entre la MMA de un transporte por carretera puro y la de uno combinado, permitiendo a este último, una MMA de 44 toneladas bajo ciertas condiciones. Con ello se trataba de compensar la mayor tara de un transporte combinado fomentando y aprovechando las ventajas medioambientales que otros modos de transporte alternativos.

En 2004 y a instancias de la propia UOTC, se aprobó una modificación del anterior reglamento ampliando las condiciones bajo las cuales se podía admitir una MMA de 42 o incluso 44 toneladas, para fomentar el transporte combinado de mercancías. Un aumento de la MMA en carretera de cuatro toneladas, equivalente a un 16% más en carga neta, sacaría definitivamente del mercado al ferrocarril en España y podría «daría al traste con la decisión comunitaria de fomentar el transporte intermodal».

Justificación medioambiental

Cuando el Gobierno modificó el Reglamento General de Vehículos en junio de 2017, entre otros asuntos, para aumentar las MMA de los vehículos industriales, lo hizo con el argumento de que a mayor carga por camión, menos camiones en la carretera y por lo tanto menos contaminación y mayor beneficio medioambiental.

Este argumento obvia el hecho de que el exceso de peso, la disminución de la velocidad media de los tránsitos, el aumento del tiempo de los viajes y de horas de funcionamiento de los motores, producen una mayor contaminación, argumentan desde la Asociación. A lo que hay que añadir un incremento asociado de la accidentalidad y del deterioro de la infraestructura.

Para UOTC-ASTIC el aumento a las 44 toneladas de MMA dejaría al transporte combinado en una clara situación de desventaja frente al transporte general debido a su mayor tara. Las primeras deberían llevar menos carga que que las segundas haciendo inviable el transporte combinado ferroviario y eliminando el modo de transporte menos contaminante.