La Federación Internacional de Trabajadores del Transporte, ITF, y la Asociación Internacional de Transporte Aéreo, IATA, han vuelto a reclamar más apoyo a los gobiernos para el sector de la aviación, con el fin de proteger el empleo y garantizar el mantenimiento de los servicios.

La industria de la aviación atraviesa graves problemas económicos debido al descenso del 80% en la demanda del transporte de pasajeros. Las aerolíneas se enfrentan a una crisis de liquidez que amenaza la viabilidad de 25 millones de empleos directos e indirectos que dependen directamente de la aviación.

En un comunicado conjunto, ambas organizaciones han pedido a los gobiernos que protejan la salud de los trabajadores, y mejoren la coordinación entre ellos y con la industria para lograr un plan de acción efectivo y armonizado que garantice la seguridad de los pasajeros y la tripulación.

También es importante contar cuanto antes con apoyo financiero y regulatorio para mantener las condiciones laborales de los trabajadores del transporte aéreo, así como ayudar a la industria a retomar rápidamente su actividad adaptándose a los protocolos y restricciones establecidos.

Tanto IATA como ITF han querido destacar el esfuerzo que ha realizado el sector de la aviación para ayudar a aliviar la crisis del Covid-19, al mantener abiertas las cadenas de suministro y colaborar en la repatriación de los ciudadanos.