Tal y como recoge el último informe de Drewry, el transporte marítimo a temperatura controlada seguirá creciendo en los próximos años y, por ello, los grandes operadores llevan tiempo preparándose para satisfacer las nuevas necesidades de transporte refrigerado.

La ola de fusiones y adquisiciones que el sector del transporte marítimo de contenedores ha vivido en los últimos años ha concentrado la oferta del segmento ‘reefer’, dejando en manos de cinco navieras y la futura alianza japonesa K-line, MOL y NYK más de 1,6 millones de TEUs ‘reefer’.

El principal operador de contenedores del mundo, Maersk Line, ha venido dominando el transporte de mercancía perecedera por vía marítima desde hace años.

Según datos de Harrilson Consulting, el operador danés controlaba a finales de 2015 el 25% de la flota reefer desplegada en todo el mundo, muy por encima de sus más directos competidores en este negocio, las navieras MSC y CMA-CGM, que controlaban aproximadamente el 6% de la oferta cada uno.

Aunque la inversión realizada por estas navieras y, sobre todo, la ola de adquisiciones y fusiones que se ha producido durante los últimos dos años en el sector han propiciado un aumento de la flota de los grandes actores, finalmente ha sido el operador danés, con la adquisición de Hamburg Süd, quien ha dado el golpe en la mesa más certero en lo que respecta a este mercado. 

Golpe en la mesa de Maersk Line

Según datos de Dynamar, Maersk Line superará los 650.000 TEUs ‘reefer’ una vez cierre la compra de Hamburg Süd, la cuarta naviera del mundo en estos tráficos, que esta prevista para finales de 2017. De este modo, duplicará la capacidad de su más directo competidor, CMA-CGM, que también vio su oferta ampliada cuando compró APL a finales de 2015.

Actualmente, su flota refrigerada supera los 300.000 TEUs, duplicando así a la de MSC, que dispone de aproximadamente 160.000 contenedores ‘reefer’, según explica el ‘reefer’ manager de MSC Belgium, Gaetano Esposito, en un video corporativo de la compañía.

flota-reefer-de-los-grandes-operadores

La fusión de Hapag-Lloyd y CSAV en 2014 fue otro hito importante en este mercado. El informe bianual de Drewry sobre este segmento de mercado situaba a CSAV y Hapag-Lloyd como la sexta y séptima naviera, respectivamente, en oferta.

La chilena contaba con unos 80.000 TEUs y la alemana con otros 66.000. Con la reciente integración de UASC en Hapag-Lloyd, la flota de la naviera alemana supera los 200.000 contenedores ‘reefer’.

La joint venture que han formado las navieras japonesas NYK, MOL y K Line, bautizada como Ocean Network Express y aprobada en julio por la Comisión Europea, tendrá más de 210.000 TEUs para mercancía refrigerada en su poder, lo que la convertirá en el principal actor asiático de este mercado.

A pesar de controlar el 8,3% del transporte de contenedores que se realiza en todo el mundo, la china Cosco no tendrá el peso de su competidor japonés en el segmento de la carga refrigerada, al disponer de “sólo” 90.000 TEUs ‘reefer’.