La Comunidad Europea de Asociaciones de Navieros, Ecsa, ha pedido a los Estados Miembros y a Bruselas que adopten cuanto antes un plan de recuperación y rescate para el sector marítimo con motivo de la crisis sanitaria. El transporte marítimo europeo ha llegado a un punto de inflexión. Aunque el sector del transporte marítimo sigue activo, el enorme esfuerzo que está realizando sector requiere una reacción sin precedentes.

Debe establecerse un fondo de financiación para los operadores, de modo que puedan superar sus actuales problemas de liquidez y refinanciar los créditos pendientes, o que tengan la posibilidad de suspender las cuotas e intereses temporalmente  y en paralelo, ampliar el plazo de pago.

Sin la ayuda de las autoridades y entidades bancarias, muchas empresas del sector no sobrevivirán a la crisis económica que supondrá esta pandemia, lo que afectaría a la cuota europea en el mercado mundial del transporte marítimo. Uno de los segmentos más golpeados va a ser el del transporte de viajeros, que pese a las dificultades que está atravesando, sigue haciendo lo posible para prestar servicios esenciales.

Aunque desde ECSA agradecen el trabajo realizado por las instituciones para apoyar a la industria, creen que son necesarias más acciones específicas para el sector marítimo, con el fin de ayudar en su recuperación.