Después de dos semanas postergando la toma de decisiones ante el conflicto ocasionado por el paro de los transportistas, el Gobierno cedía a la presión y llegaba a un acuerdo con el Comité Nacional del Transporte por Carretera CNTC en la madrugada de este pasado jueves, con un paquete de medidas para paliar el alza de los precios de los combustibles.

Las medidas adoptadas tarde, pero antes de la anunciada fecha del 29 de marzo, y mal, sin contar con Plataforma, convocante del paro, contemplan 1.250 millones en ayudas directas, que no rebaja de impuestos, a lo que no está dispuesto a renunciar el Gobierno. El plan no comenzará hasta el 1 de abril y se aplicará hasta el 30 de junio.

Al final las medidas son similares a las adoptadas por Alemania, Francia, Italia, Reino Unido y Portugal, que ya habían aplicado descuentos directos o sobre los impuestos especiales de los carburantes, con distintas cuantías y plazos de aplicación diferentes.

Las medidas adoptadas tarde, pero antes de la anunciada fecha del 29 de marzo, y mal, sin contar con los convocantes del paro, suponen 1.250 millones en ayudas directas, que no rebaja de impuestos, a lo que no está dispuesto a renunciar el Gobierno.

Según el acuerdo alcanzado con el CNTC, el Estado asume tres cuartas partes de esta rebaja -15 céntimos- y el resto -cinco céntimos- es el mínimo que deberán aportar las petrolíferas. Una medida similar a la adoptada por el ejecutivo galo, con ayudas de 2.000 millones que también pidió «un esfuerzo» a las petroleras, que ya han anunciado descuentos superiores.

Ofertas de las petroleras

Repsol lanzó su descuento incluso de que el Ejecutivo lo indicara en su plan, aunque lo hizo tras reunirse con el Gobierno: 10 céntimos de descuento para los transportistas en sus más de 3.300 estaciones de servicio y a través de su tarjeta Solred, dirigida a profesionales. Y mismo descuento también para los particulares que utilicen su aplicación Waylet.

La siguiente ha sido Cepsa, con un descuento «universal e inmediato» de 10 céntimos por litro a partir del 1 de abril, y hasta el 30 de junio y para quienes pertenezcan al programa ‘Porque Tú Vuelves‘.

Por último, BP prácticamente ha igualado la rebaja del Gobierno, con una reducción hasta los 14 céntimos por litro para profesionales y hasta 12 céntimos para clientes particulares. En total, hasta 29 céntimos, si se suma el descuento del Gobierno.

El descuento directo y no acumulable variará en función del tamaño de la flota y requerirá una tarjeta Routex. En el caso de los particulares, será a través de la tarjeta Mi BP y será necesario adherirse a la promoción ‘Ahorro de Locos’.