Las tasas de carga aérea desde China, especialmente desde la zona sur, han alcanzado su máximo nivel histórico a consecuencia de la fuerte demanda de equipos de protección individual en los países que están enfrentándose en la actualidad al Covid-19.

La demanda es tan elevada en Europa y Estados Unidos que las fábricas chinas de equipos médicos permanecerán abiertas entre el 1 y el 5 de mayo, pese a ser festivo., o bien cerrarán solamente algunos días.

Las tasas de carga entre Shanghái y Europa han alcanzado en la última semana los 8,79 dólares por kilogramo, lo que supone un crecimiento del 253%, mientras que los precios entre Shanghái y Estados Unidos han aumentado un 175%.

Además, el espacio de carga aérea se ha reducido drásticamente debido a la suspensión de los vuelos de pasajeros entre China y Europa, y en las rutas transpacíficas. La demanda de suministros críticos fuera de China, combinada con esta reducción de la capacidad, ha elevado las tarifas entre un 25% y un 30% en la última semana, por segunda semana consecutiva.

Las previsiones para los próximos días también muestran un fuerte incremento de la demanda de los equipos de protección individual, principalmente para poder gestionar los envíos antes de los días festivos.

La demanda comenzará a descender cuando haya suficiente stock de mascarillas y otros equipos disponibles en Europa, momento en que se realizarán más envíos por ferrocarril o incluso por mar.