2021 se está convirtiendo en un año dorado para las navieras, teniendo en cuenta que el fuerte incremento de las tasas en los contratos a largo plazo en el mes de enero, ha sido literalmente barrido por las cifras del mes de febrero.

Según el índice XSI que elabora Xeneta se ha registrado un incremento mensual del 9,6%, tras el del 5,9% del primer mes del año. El aumento se ha producido en todos los corredores principales y se explica por la creciente demanda, la falta de equipos disponibles y unas tasas ‘spot’ que se resisten a bajar.

Esto supone que los operadores siguen teniendo mucho más poder de negociación que los cargadores. El índice se encuentra, de hecho, en su nivel más alto de la historia, tras un incremento interanual del 13,9% y del 16% en lo que va de año. 

En Europa, las importaciones han registrado un crecimiento del 9,6% a nivel mensual y del 21,1% interanual. Las exportaciones, en su caso, han repuntado un 11,1% y un 7,7% respectivamente.

En el Lejano Oriente, las importaciones han batido su récord con un alza del 38,9% respecto al mes anterior, que se ha situado en el 25,7% en comparación con el mes de febrero de 2020. Por su parte, las exportaciones han aumentado un 8,1%, elevando en un 27,4% la cifra respecto al año anterior.

Mientras, en Estados Unidos las importaciones han crecido un 7,1% a nivel mensual y un 7,9% en comparación con 2020. Las exportaciones han registrado su mayor incremento mensual, correspondiente al 17,6%, aunque permanecen un 2% por debajo del nivel del año anterior.

Desde la consultora apuntan que, dada la congestión de los puertos de Los Ángeles y Long Beach, los operadores tendrán que buscar otras alternativas, como Oakland o Seattle, y promover nuevos servicios, lo que impactaría también en los precios.