Los conjuntos articulados representan actualmente la mejor opción para el transporte de mercancías por carretera. Su versatilidad, capacidad y flexibilidad, proporcionan al conjunto de tractora + semirremolque una perfecta adaptación a las actuales necesidades de los cargadores.

En una economía globalizada, la uniformización ha hecho que las diferencias entre los diferentes mercados, también entre los proveedores del transporte por carretera, sean cada vez menores. Esto ha propiciado la aparición de fabricantes cada vez más globales, a los que los mercados nacionales ya no les basta para mantener una estructura productiva, en un mercado cada vez más competitivo.

En este contexto, en el que el tamaño importa, el volumen de fabricación permite establecer las primeras diferencias. También entre los fabricantes de semirremolques.

Según el TOP30, elaborado por la publicación especializada ‘Global Trailer‘, Lecitrailer es el único fabricante español que figura en el ranking mundial en el puesto 18, con 6.490 unidades fabricadas correspondientes al ejercicio 2015, de las que 3.265 unidades, prácticamente el 50%, corresponden al mercado español, mientras que el restante 50% está destinado a la exportación.

Otros fabricantes, presentes en el mercado español, que figuran en el TOP30, son los alemanes de Schmitz Cargobul, Krone y Köegel, o los franceses de Chereau, que en la actualidad se integra junto con Sor Ibérica en ‘The Reefer Group’.

En cuanto a la dimensión de los principales actores de este mercado, tan solo los chinos de CIMC superan la barrera de los 100.000 semirremolques, mientras que en el siguiente escalón, en el entorno de las 50.000 unidades, se sitúan los norteamericanos de Wabash (63.000 uds.), Great Dane (52.600 uds.), Hyundai Translead (49.700 uds.) y Utility Trailer Manufacturing (49.100 uds.) y los alemanes de Schmitz (50.000 uds) y Krone (49.000 uds.).